Cuida tus cutículas

2431004769_38994f5bd0

Las manos son una parte de nuestro cuerpo que debemos cuidar y proteger. Y para tener unas manos bonitas, es importante que prestes a tus uñas la atención que se merecen.

Tanto las uñas como las cutículas tienen que ser tratadas con mucha atención y dándoles todos los cuidados necesarios. Te contamos algunas de las claves para que luzcas unas manos preciosas.

Para empezar, es importante que no recortes demasiado las cutículas, ya que aunque no te lo parezca, tienen su función: actúan como una barrera para evitar que las bacterias se depositen en las uñas. Lo mejor es que no las cortes a no ser que sobresalgan pieles muertas.

Las cutículas también necesitan hidratación, para evitar que se sequen y se endurezcan (estado ideal en el que te entran tentaciones de tirar de ellas, algo que está absolutamente prohibido). Una crema o un aceite aplicado de forma regular es la solución perfecta.

Además, viene vien que una vez a la semana las empujes, utilizando un gel específico y un palito de naranjo. Está bien que quieras unas uñas brillantes, pero no te pases. Cuando utilices la lima, colócala de forma vertical y deslízala en la zona central y en los lados. Así evitarás que se dañe la piel de alrededor.

También es importante que tengas en cuenta las cutículas a la hora de elegir cómo pintar las uñas, ya que a la hora de hacerlo y de repartir el color, la mejor manera de hacerlo es imitando la forma que por sí misma tiene la cutícula. Además, conseguirás un efecto extra: tus dedos parecerán más largos.

Foto de Flickr

En Centro Mujer| Uñas esculpidas, Color en tus uñas

Dejar un Comentario