Operación cuidado de manos

Tanto las manos como los pies, son las zonas más extremas del cuerpo y, también de las que desempeñan funciones más importantes, a las que sin embargo se suele privar de los cuidados cosméticos más básicos.

Las manos son las principales delatoras de la edad. Por lo tanto lo ideal sería no salir nunca a la calle sin haber aplicado previamente una hidratante de manos. Y, también, especialmente en los meses de buen tiempo, es fundamental proteger esta zona del cuerpo con un SPF mínimo de 15.


La eliminación de las células muertas es uno de los cuidados cosméticos que proporcionan mejor aspecto a la piel de las manos, rejuveneciéndola en tiempo record. Para ello se puede utilizar una exfoliante facial, mejor para pieles sensibles, o una específica.

Por otro lado, aplicar una mascarilla específica para las manos es lo aconsejable, o una para el rostro. Purificantes para manos grasas, nutritivas o vitaminadas para manos secas, y suavizantes para manos con asperezas. Se dejan actuar un mínimo de 10 minutos, aclarando abundantemente después.

Las cremas y las serums tensores son una estupenda opción, sobre todo para las manos más maduras, ya que incluyen fórmulas que actúan como un auténtico lifting. Fáciles de aplicar, tienen el plus de que proporcionan una sensación de confort inmediata.

Para minimizar el aspecto de las manchas, todo un auténtico caballo de batalla en esta zona del cuerpo y huella equivocada del paso del tiempo y de la acción del sol, lo mejor es aplicar cremas despigmentantes para reducir las manchas que aparecen en el dorso de las manos. Incluyen ingredientes como la hidroquinona, de poder blanqueante.

Si quieres soluciones que rejuvenecen más rápido y te lo puedes permitir. El láser IPL es una de las técnicas más utilizadas para mitigar y eliminar las manchas y lentigos solares en el dorso de la mano.

Imagen | fotoblasete