Cómo desarrollarte profesionalmente

Una buena mujer de negocios posee cualidades positivas que le ayuden a impulsar el éxito, y muchas de esas cualidades no sólo se aplican en su carrera profesional y su desarrollo dentro de la compañía en la cual se emplea, sino que se aplica a todos los ámbitos de la vida cotidiana. Para ello, se vale de habilidades innatas o adquiridas que van desde cursos de gestión de personal hasta cursos de inglés en el extranjero.

Las empresarias están ganando lentamente pie de igualdad con los hombres y en muchas zonas, los días en que los hombres utilizan para dominar el mundo de las grandes empresas y grandes corporaciones están disminuyendo. La opinión de las mujeres se busca con más frecuencia, lo que ocurre en salas de juntas y cámaras de comercio locales.

Un buen ejemplo es Oprah Winfrey, que fue aclamada recientemente como la “primer mujer negra millonaria”. Estadísticas recientes han demostrado que casi la mitad, la friolera de 47,7% de las empresas privadas de los Estados Americanos son propiedad de mujeres.

Pero ¿qué es lo que hace a una mujer una Mujer de Negocios moderna?

Mujeres líderes y empresarios de éxito poseer las siguientes cualidades:

Ambiciosas y orientadas hacia los objetivos

Una exitosa mujer de negocios tiene una visión clara. Su visión es ambiciosa, pero realista y alcanzable. La unidad para transformar su visión de la realidad es fuerte y todas sus decisiones se toman hacia el logro de la misión de la empresa y esa visión. Ella está siempre al acecho para mejorar la posición de la empresa (ya sea como empleado o dueño de negocio).

Segura

El empresario mujer moderna tiene un buen nivel de confianza en sí misma y cree en su capacidad y habilidades. Una mujer de negocios con confianza es capaz de poner en la perspectiva correcta sus dudas o inquietudes. Ella no personaliza los errores o la crítica sino que los usa como parte de la retroalimentación y oportunidades de mejora.

Aparte de la confianza en sí misma, también valora la opinión de los demás y busca la ayuda de expertos. Ella confía en su capacidad para analizar críticamente la entrada de otras personas. Ella escucha activamente.

La exitosa mujer de negocios está dispuesto a seguir adelante, tomar decisiones audaces, explorar nuevas oportunidades, asumir la responsabilidad y es capaz de analizar los errores y las malas decisiones. Ella ve los retos como oportunidades para aprender, adaptarse y crecer.

Innovadora

Las empresarias deben ser lo suficientemente audaz para crear nuevos planes, las reglas y las organizaciones cuando el status quo ya no es suficiente. Se crea un toque moderno a las formas tradicionales de gestión de una empresa, haciendo preguntas y reconociendo el talento de otras personas. Empresarias inteligentes saben que la clave para el éxito del negocio es ser capaz de colaborar con los demás y la forma de ganar situaciones.

Voluntad de aprender

La exitosa mujer de negocios está dispuesta a adaptarse a los cambios y aprender nuevas maneras de prosperar en medio de los cambios. Un buen ejemplo es el uso de las nuevas tecnologías. Una mujer de negocios aprende a ser tecnológicamente competente y no depende de la contraparte masculina ni tiene que actuar de una manera estereotipada.

Fotografía:  mirimcfly en Flickr