El peligro de internet en los niños y menores

el-peligro-de-internet-en-los-ninos-y-jovenes

Como madres tenemos que tener especial cuidado en las nuevas tecnologías que nos ofrecen la red o internet en cuanto al control en los niños y jóvenes.

Cierto que internet es como un océano lleno de inagotables conocimientos y descubrimientos que sobre todo los niños no saben de los peligros que corren por ese océano lleno de turbias aguas.


Y al igual que los mayores, los niños aprovechan las incalculables posibilidades que le ofrecen las nuevas tecnologías en beneficio propio, pero, depende del uso que se hagan de ellas pueden provocarle problemas, errores de uso y más de un disgusto.

Controlar a qué páginas acceden los niños, qué ven a través de internet y qué personas se les cruzan en el camino de su vida, es una nueva tarea que se ha incorporado al decálogo como madres y padres.

Claro que tampoco es prohibir o tener acceso a las nuevas tecnologías a los niños, todo lo contrario hay que potenciarlas ya que desarrollan habilidades sociales, pero hay que tener una supervisión o control. Y por supuesto si tiene correo electrónico o cuentas en las redes sociales, los padres tienen que tener acceso a ellas.

Grandes especialistas en el tema, dan consejos muy apropiados para ello, por ejemplo dicen, que el ordenador tiene que estar en una zona común en la cual la madre pueda controlar la navegación de su hijo y además tener programas para evitar entren en ciertas páginas.

Pero para poder tener un dialogo entre padres e hijos, los padres tienen que tener una idea y control de las situaciones de riesgo que tienen los menores o niños.

Una de las últimas noticias que leí hace unos días referente a la red social Tuenti, es que como es sumamente fácil tanto como engañar en la edad como suplantar una identidad. Tuenti se ha comprometido con la Agencia Española de Protección de Datos en que sólo se permitirá el uso de su sistema a mayores de catorce años.

Aunque es muy sencillo falsificar la edad, tanto para menores como para los pederastas, muchos de estos delincuentes de la red, entran en los chat o conversaciones electrónicas haciéndose pasar por uno de ellos. Cuando el niño o el adolescente ha bajado la guardia y se confía, el pervertido tiene la puerta abierta a la intimidad del menor.

Menos mal que, con la reforma del código penal, en España se contempla como delito la posesión de material pornográfico, penalizado con hasta un año de prisión a quienes posean, fotografías, imágenes, vídeos y archivos electrónicos en cuya elaboración haya sido utilizado un menor de 18 años.

La mejor medida, los padres tienen que aprender al manejo de internet puesto que en algunos caos los niños superan al nivel que tienen los padres, y así podrá saber dónde ha entrado su hijo.

No hay que bajar la guardia. Puesto que solo el año pasado se recibieron más de 3.000 denuncias mensuales de padres que habían intuido o certificado que sus hijos estaban sufriendo abusos de una manera directa o indirecta.

De todas las maneras en la web Protegeles.com, podréis encontrar todo lo relacionado para proteger a los niños y estar al día sobre un tema que preocupa cada vez más a los padres.

Imagen | Visualbeta