Los hombres dedican cada vez más tiempo a las tareas domésticas

Que las mujeres dedican más tiempo que los hombres a las tareas domésticas no es ninguna novedad. De hecho, la situación más bien se podría considerar uno de los múltiples vestigios del machismo que ha imperado en nuestra sociedad en las últimas décadas (por no decir siglos) y que todavía es una realidad en muchos hogares españoles. Sin embargo, y por pequeños que sean, los cambios de tendencia que se vislumbran en el horizonte también hay que citarlos. Y es que, poco a poco, vemos como se cumple una de las previsiones y esperanzas que muchos expertos en sociología, y sobre todo, mujeres, llevan anunciando desde hace años: los hombres dedican cada vez más tiempo al hogar.

Hombre haciendo tareas domesticas

Al menos, así se ha puesto de manifiesto en las conclusiones extraídas de la Encuesta de Empleo del Tiempo 2009-2010, que ha sido presentada esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El estudio se encarga de establecer qué actividades realizan cada día los españoles y extranjeros residentes en España y cuanto tiempo dedican a cada una. En este sentido, la categoría de ‘Hogar y família’ que engloba las tareas domésticas y la de ‘Trabajo remunerado’ son las que han vuelto a presentar mayores diferencias por sexo. Aun así, hay que destacar que estas diferencias se han suavizado respecto los resultados del año 2003, en que el INE realizó la misma encuesta.

Para extraer las conclusiones, el trabajo se ha basado en una muestra representativa de la población de 19.295 personas de 10 años o más de edad, que rellenaron un diario de actividades en un día predeterminado entre el último trimestre de 2009 y el tercero de 2010. Concretamente, se ha visto que los hombres que realizan tareas domésticas representan el 74,7% de la población, lo que significa un aumento de casi cinco puntos respecto los datos registrados en el 2003. Sin embargo, las mujeres que realizan estas tareas representan un porcentaje de la población mucho mayor, concretamente un 91,9%, aunque este ha descendido casi un punto en los últimos siete años. En relación al tiempo empleado al hogar es dónde volvemos a ver diferencias significativas en función del género. De esta forma, las mujeres dedican dos horas y 13 minutos al día más que ellos a estas tareas, aunque hace seis años la diferencia era de dos horas y 54 minutos.

Por último, cabe destacar que el trabajo remunerado ocupa tiempo para el 38,7% de los hombres y el 28,2% de las mujeres. Aun así, el porcentaje masculino ha registrado un descenso de cuatro puntos respecto al 2003 y en cambio, el femenino ha aumentado tres puntos.

Foto: Sergi en Flickr