Comunicación y pasarlo bien un estímulo de amor para la pareja

La buena comunicación es aquella que siempre ha permitido transmitir ideas y sentimientos de una forma sincera, sin perder el control, aunque se esté enfadado. Al mismo tiempo, se debe procurar que la pareja pueda expresarse de la misma manera, sin recibir presiones ni críticas. También es verdad que parte de los conflictos de pareja se deriva de la economía doméstica, educación de los hijos, tareas del hogar. Y es que la vida en pareja es todo un mundo por descubrir a la vez que una larga lista de deberes y obligaciones que nos derivan a la poca comunicación y sobre todo a romper la magia del amor.

En la pareja cuando se trata de un tema delicado o que pueda molestar o preocupar en exceso si se habla, lo mejor es dejar pasar unos días, meditar bien la estrategia a seguir y, sobre todo, evita la confrontación. De esta manera conseguirás mantener un buen dialogo más pausado y a la vez constructivo.

Si crees que todas las ‘obligaciones’ os quitan tiempo para vosotros y con ello afectando la relación, dedica un día a la semana para hablar con tu pareja de los temas que os preocupe. Procura que se trate de una conversación distendida en la que sea posible abordar tanto los temas agradables como desagradables.


También es verdad que pocas veces la pareja se da permiso para disfrutar. Las obligaciones dejan poco tiempo para el ocio, pero, si descuidamos esta importantísima faceta de nuestra vida, corremos el peligro de aburrirnos y caer en la monotonía. Es primordial, por lo tanto, salir de casa a menudo y tratar de realizar actividades que nos gusten. No hace falta organizar grandes montajes. Basta, por ejemplo, con pasear por un parque agradable y aprovechar para hablar y comunicarse.

Tampoco desaproveches ninguna ocasión para estar a solas con tu pareja y mantener una buena conversación agradable y sobre todo sincera. Además de solucionar conflictos, es uno de los mejores antídotos contra la rutina y así seguirá viva la llama del amor.

Imagen | mixcool