Vendiendo la virginidad

3553883617_9d0bbd3918

Antiguamente, las mujeres conservaban su virginidad como un tesoro hasta el matrimonio, pero hoy en día las cosas han cambiado bastante, y la edad media en la que muchos jóvenes se estrenan en el sexo es a los diecisiete años.

Aún con todo, la virginidad sigue estando muy valorada, hasta el punto de que en algunos casos, se convierte en moneda de cambio y en una forma de hacer negocio.

Y no, no me refiero a la multimillonaria oferta que le hicieron a Susan Boyle para perder la virginidad en una película porno.

Más bien me refiero a las muchas ofertas (y cada vez más) que se pueden ver en Internet y en páginas de intercambios. Se trata de jóvenes que venden su virginidad al mejor postor, con el fin de sacarse un dinerito para pagarse los estudios, alguna que otra deuda pendiente…

Natalie Dylan es uno de los casos más famosos, que llegó a conseguir la oferta de casi 3 millones de euros a cambio de su virginidad, y llegó a recibir ofertas de más de 10.000 interesados.

A mí personalmente me parece que la virginidad es algo íntimo y, aunque cada mujer puede hacer lo que quiera (que para algo vivimos en un país con libertades), yo personalmente jamás hubiera vendido mi virginidad.

¿Qué os parece a vosotras? Chicos… ¿y vosotros, pagaríais por la virginidad de una chica?

Foto de tetsumo

Dejar un Comentario