Controla tu mal genio

controla-tu-mal-genio

Hay personas que por sistema se enfurecen a la primera de cambio, les resulta más fácil discutir que dialogar, pues lo suyo es el monólogo. Además a todo ello emplean el mal humor para controlar e intimidar a los demás, y son conocidos por su poco aguante.

Por lo tanto hay que aprender a desactivar el circuito de alarmas. Ya que la realidad es que precisamente es su mal humor lo que les provoca su propia insatisfacción vital.

Por un lado se siente incomprendidos, ya que quienes les rodean acaban por apartarse de ellos y, por otro lado, no saben cómo salir del atolladero en el que se encuentran.

¿Qué hacer si eres de esas mujeres que tiene el genio muy vivo?. Según los expertos en comportamientos, antes que nada hay que relajarse, no preocuparse por cosas tontas y no considerarse el ombligo del mundo.

Puedes seguir algunas de estas pautas para controlar los ataques de furia:

Nuestros familiares y amigos saben bien cuáles son y cómo pulsar los botones que encienden nuestra ira, por lo tanto lo mejor es desconectar. Pero el circuito es nuestro y la responsabilidad de desconectarlo también lo es.

Cuando estés a punto de explorar, párate en seco y cuenta hasta diez. Este simple ejercicio de relajación aplaca tu adrenalina.

Respira lentamente, es el segundo paso para calmarse. Efectúa una inspiración, un muy ligera ni muy profunda, y suelta el aire poco a poco. Basta para apagar la reacción de lucha o huida.

Y sobre todo no tienes que darle tanta importancia a muchas situaciones, que seguramente no son como tal y así te ahorras un ataque de ira.

Imagen | Shivenis