Alimentos que broncean sin necesidad de tomar el sol

No es necesario abusar del sol ni pegarnos horas como los lagartos para tener un bronceado, ya que hay ciertos alimentos que por sus vitaminas nos proporcionan ese color que tanto queremos lucir en el verano.

Comer espinacas, lechuga, mango, kiwi, calabaza o zanahoria durante el verano y de una manera habitual ayuda a broncear la piel sin necesidad de exponerse al sol. Esto se debe a que contienen las vitaminas betacaroteno y alfacaroteno, precursoras de la vitamina A, que además protegen la piel de los daños solares e incrementan la formación de melanina.


Sabemos de los efectos secundarios que tiene las exposiciones al sol, por lo tanto ya no es necesario abusar de ello, con la ingesta habitual de estos alimentos, puesto que tienen las vitaminas suficientes para presumir de un buen bronceado, es más que suficiente.

Y es que, a pesar de que el sol ofrece beneficios muy importantes para el organismo porque aporta energía, es antidepresivo, libera hormonas y da una sensación de bienestar, tiene su parte negativa, que puede causar enfermedades muy graves, como el melanoma, si no se toman las precauciones necesarias.

Por ello, siempre hay que recordar las precauciones que hay que tomar ante la llegada de los rayos del sol y las exposiciones solares. Hay que tener una buena hidratación para evitar la sequedad de la piel, usar cremas con factor de protección a partir de 15, cuidando, especialmente, la cara y el cuello: utilizar ropa holgada, y evitar las exposiciones al sol entre las 12 y las 17 horas por ser el momento en el que los rayos son más oblicuos y la radiación infrarroja y ultravioleta es mayor.

Hay que tener cuidado con la creencia popular que dice, una vez estás bronceado no es necesario proteger la piel. La radiación solar en las células produce un efecto acumulativo y, aunque ya no haya quemaduras, no previene los daños a largo plazo que ocasionan el sol. Los rayos siguen dañando las células, y empiezan a funcionar de una manera anárquica y hace que se incrementen los cánceres de piel.

Imagen | platibolo

Y sobre todo hay que recordar, que una piel bronceada de joven con el paso de los años, es una piel envejecida.