Marcas de maquillaje: sus productos y precios

Son muchas las marcas que por la televisión y las tiendas se nos ofrece pero cuáles son sus diferencias, precios e historia.

Comenzamos por una de las más veteranas dentro del mundo de la cosmética femenina. Lancome con sus 60 años de esxperiencia ha conseguido copar gran parte de este mercado como un de las marcas líderes en venta y efectividad en los tres continentes. Apoyada por un laboratorio especializado en la investigación de la cosmética más avanzados del mundo, le han permitido a esta marca adquirir un conocimiento inigualable de la piel, de sus mecanismos y de sus necesidades específicas. Una gran variedad de productos en su stock que, sin embargo, no son accesibles para todos los bolsillo. Marca cara entre las caras, no prima su efectividad frente a sus elevados precios.

Marcas de maquillaje2

A día de hoy existe una gran diversidad en gamas de colores y texturas de brillos labiales.

Le gana terreno, en esta cuestión, M.A.C. Cosmetics. Y a este añadido del precio se le suma el declarado uso que algunos de los artistas del Cirque du Soleil han hecho de ella. Además, encontramos que en muchas producciones tanto de peliculas como en telenovelas también lo emplean para maquillar a sus estrellas. Un posicionamiento que bien le ha servido para convertirse en una de las más compradas pese a ser, aún así, productos demasiado caros. No obstante, le gana la batalla a Lancome aunque sólo sea por la grana gama de colores y texturas que tiene en cuanto a labiales.

Las marcas de maquillaje más asequibles son Margaret Astor, Max Factor y L´Oreal frente a los de alta gama como Chanel, Clinique, Helena Rubinstein, Dior, Estee Lauder, Lancome y Biotherm . Pero aquí sólo hablamos de precios, ¿qué pasa con su calidad? Pues que según el producto que compremos aplicaremos una variable distinta.

Las pieles ni son las mismas en todas ni todas tenemos las mismas necesidades. No pasa lo mismo en cuanto a otros productos destinados a los labios, la coloración de las pestañas o el colorete.

El maquillaje es un mundo a parte. Pieles mixtas, grasas, secas y ni que decir tiene el tema de las tonalidades. Sin embargo, encontramos unos patrones que se repiten. A la hora de comprar una crema, base o una combinación de ambos de maquillaje vale la pena invertir algunos euros más porque no lo estarás haciendo para el beneficio de la marca sino para el de tu piel. Recurrir a marcas como Margaret Astor te puede traer más de un problema ya que no dura nada, tiene un montón de grasa, no fija bien por lo que no queda natural y mancha un montón. En este aspecto, es preferible gastar más dinero en un maquillaje que llevar la camisa manchada.

Marcas de maquillaje

Estee Lauder es una de las marcas más caras del mercado.

En cuanto a los brillos de labios no necesita demasiado estudio más que encontrar un color agradable de alguna de las marcas anteriormente nombradas. Los únicos requisitos son que te guste el color y la textura pero que sobre todo perdure. Atención al ‘efecto miel’ más conocido por su ‘pegosidad’ que eficacia.

Otra de las marcas reina es Estee Lauder, principalmente, en lo que a cremas se refiere. Es el top de los top pero, como en todo lo relacionado con la cosmética de cremas, lo que importa es más bien el resultado y no tanto su precio. Porque comprar marcas como Garnier -mucho más asequible pero donde tardan más en verse los efectos- no te asegura una compra rentable. Si con un tarro caro avanzas lo mismo que con tres baratos los cálculos serán los mismos. Hoy, la colección de productos de tratamiento, colorido y fragancias de Estee Lauder son el mejor ejemplo de lo que el arte y la ciencia son capaces de conseguir por ello casi merece la pena recurrir a gamas altas que desperdiciar tu tiempo además de tu dinero.

Max Factor más conocido como “el maquillaje de los maquilladores” es el responsable de incontables innovaciones cosméticas, desde la primera base de maquillaje completa hasta la primera máscara de pestañas, y marcó la pauta de estilo durante generaciones. El look glamouroso creado por Max Factor para las divas de Hollywood definió el concepto de belleza en el siglo XX y fue copiado por mujeres de todo el mundo. A día de hoy, esta marca ha dado un paso más allá y ha refinado el concepto hasta posicionarse como uno de los vendedores de técnicas de maquillaje más conocidos del mundo.

Una estela que ha seguido la marca sueca, Make Up Store quien con su amplia gama de colores y productos de calidad se ha sumado a la moda de impartir clases de maquillaje entre las mujeres a las que enseñan, individualmente o en grupo, cómo maquillarse para cualquier ocasión.

Y nos pasamos a las marcas más baratas. Clinique es una de las marcas líderes en cosmética de alta selección en la producción y comercialización de productos de tratamiento, maquillaje, productos capilares y fragancias. Clinique se lanzó en 1968 con una gama de productos de tratamiento y maquillaje, todos ellos sometidos a pruebas de alergia y 100% sin perfume. Su especialidad reside en los productos destinados para los adolescentes. Efectividad a buen precio es su baza para copar gran parte del mercado.

Pero si hablamos de especialización no debemos olvidarnos de Rimmel London, y es que su propio nombre lo indica: el rey de reyes en lo que a producción de rimmel se refiere. Esta marca se caracteriza por romper todas las reglas. Fundada en 1883 en Londres, Rimmel se ha inspirado en el estilo de vida neoyorquino para crear una marca de belleza muy diferente a las de Milán, París o Nueva York. Se distingue porque crea modas, no las copia.

¿Marcas caras o baratas? No es tan importante, o al menos no tanto como el de establecer unos valores a cada producto para que nos salga rentable. Unos valores sobre el producto que queremos adquirir, como por ejemplo, en el caso del maquillaje que no me manche, que tenga una larga duración o que tape las imperfecciones sin tener que llevar a cabo una aplicación excesiva. Sólo así nuestra compra podrá ser cara o barata pero sobre todo efectiva.

Foto 1 de ookikioo.

Foto 2 de wintermay5.