Aliados naturales para prevenir la gripe

Con la llegada del frío, llegan los catarros y gripes a nuestra vida. Para que no nos afecte, nada como estimular las defensas mediante una vida sana y ciertos aliados naturales.  Ello nos evitará tener que llenar el botiquín de fármacos y antigripales.

Tomar una sauna una o dos veces a la semana es la época gripal reduce la posibilidad de contraer la infección.

Los motivos pueden ser que debido a la depuración por la sudoración y al hecho de que el aire respirado durante la sauna es demasiado caliente, evita que provoquen gripe y resfriados. Los baños de agua caliente son beneficiosos de modo preventivo para favorecer la eliminación de toxinas a través de la piel.

Además, se pueden aprovechar estos momentos de inmersión para relajarse. El cansancio y el estrés disminuyen las defensas del organismo e impiden que este se renueve y desintoxique.

Otro buen remedio es la aromaterapia, como la gripe y los resfriados se transmiten por vía aérea, puede ser de gran ayuda las esencias de plantas, presentadas en aceites, ya que desinfectan agradablemente las habitaciones en lasa que se pueda haber gérmenes.

En casos de epidemia gripal y como prevención al acudir a lugares concurridos, es aconsejable respirar de vez en cuando un pañuelo embebido con gotas de aceite esencial de lavanda, ya que esta planta tiene propiedades antiinfecciosas.

Otro procedimiento muy útil es tener en casa un difusor de aceites esenciales. Además de la lavanda, hay varios aceites útiles en este sentido: pino, eucalipto, romero, tomillo, limón y ciprés.

Por otro lado hay ciertos alimentos que previenen los catarros. La zanahoria, el perejil y el albaricoque son ricos en vitamina A, que ayuda al buen estado de las vías respiratorias. Los cítricos son fuente de vitamina C y tomar un yogur al día reduce un 25% la posibilidad de gripes y resfriados.

Imagen | medicinautil