Drilling ovárico, una técnica para inducir la ovulación

drilling-ovarico-una-nueva-tecnica-para-inducir-la-ovulacion

Recientemente, la introducción de técnicas quirúrgicas para inducir la ovulación, como el drilling ovárico por laparoscopia, sin necesidad de tener que realizar la apertura de la pared abdominal, han surgido como una alternativa a la inducción médica de la ovulación con clomifeno o gonadotropinas.

Las pacientes con síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) que tienen problemas de fertilidad suelen ser tratadas con fármacos diseñados para la estimulación e inducción de la ovulación. Pero cuando estos problemas persisten, esta técnica puede ayudar a la solución definitiva del problema.

El drilling ovárico por laparoscopia consiste en crear múltiples perforaciones en la superficie del ovario empleando láser o el bisturí eléctrico. Este procedimiento es menos traumático y produce menos adherencias que la resección cuneiforme y parece estar seguido -al menos temporalmente-, por un alto porcentaje de ovulación y de embarazos espontáneos y un aumento de la sensibilidad al clomifeno, lo que en última instancia resulta en un número de gestaciones equivalentes a las logradas con el tratamiento con gonadotropinas (pero sin el riesgo de síndrome de hiperestimulación y gestación múltiple).

La formación de adherencias sigue siendo un problema, pero menor que con la cirugía con apertura de la pared abdominal, realizada en el pasado. Las pacientes en las que falla este procedimiento y el citrato de clomifeno, pueden ser tratadas con gonadotropinas antes de someterse a procedimientos de mayor coste y complejidad, como la fecundación in vitro.

El tratamiento se suele realizar en los dos ovarios, ya que no se ha observado mejores resultados operando únicamente uno de los dos ovarios. Las tasas de ovulación varian entre un 70 a 92% y las tasas de embarazo rondan el 70%.

Imagen | Ana_Cotta

En CentroMujer | Implantes de tejido ovárico, ¿qué es y en qué consiste?