El exceso de carbohidratos refinados

el-exceso-de-carbohidratos-refinados

Quiero hacer mención especial en lo que más ha cambiado en los últimos 50 años en la sociedad ya que ha llevado a derivar una epidemia de sobrepeso y obesidad, por la disponibilidad y el mercado agresivo de cientos de productos enlatados, congelados y embolsados que son carbohidratos refinados.

El exceso de carbohidratos refinados está teniendo un efecto dañino sobre la salud, ya que el consumo de estos carbohidratos refinados en abundancia causa no solamente una adicción, causa un estado de acidez en el cuerpo que reduce el metabolismo.


Según Dr. Frank Suarez especialista en metabolismo y obesidad. Una dieta alta en carbohidratos refinados como pan, pasta, harina, arroz, chocolates, dulces y almidones, como la papa, produce o agrava condiciones como: alta presión, altos triglicéridos y alto colesterol.

Las personas que consumen exceso de carbohidratos refinados obligan a su cuerpo a producir un exceso de glucosa en su sangre y mucha insulina. La insulina es la hormona que reduce los niveles de glucosa en la sangre y es también la hormona que permite que las células utilicen la glucosa como energía.

Y un exceso de glucosa es precisamente lo que los médicos llaman “diabetes”. O sea, que el exceso de glucosa prepara el camino para desarrollar una diabetes o agravar la diabetes.

Tienen otro efecto que es devastador sobre nuestro estado de ánimo, nuestras emociones y nuestro entusiasmo hacia la vida. Ellos causan sueño y cansancio. Después de una buena ingesta de azúcar con harina de trigo (postres, bizcocho, galletitas, donas, etc.) sentiremos un fuerte deseo de dormir. Los bostezos no se harán esperar minutos después de tal fiestón ya que, los carbohidratos refinados causan sueño.

Por otro lado, como los carbohidratos refinados tienen un efecto adictivo pero también calmante, muchas personas los utilizan como “drogas” para refugiarse durante sus momentos de crisis emocional.

Se trata de llegar a un punto no adictivo donde uno pueda libremente escoger si utilizará algún dulce u otros carbohidratos refinados sin que ello signifique perder totalmente el control y dejarse dominar por el poder adictivo de estos alimentos o bebidas como la cola-cola.

Sí, el exceso está enfermando a nuestra población. Es un problema mucho más abarcador que la realidad de que cada día hay más sobrepeso y más obesidad en nuestra sociedad.

Imagen | Nutricion

Más en centromujer | La dieta South Beach (I), La dieta South Beach (II), Pirámide de la alimentación, Dieta Mediterránea, La alimentación durante la menopausia