Los beneficios del magnesio para la mujer

los-beneficios-del-magnesio

Es curioso lo que algunas sustancias en ínfimas proporciones benefician a nuestro organismo, como es el caso del magnesio. Éste es uno de los minerales más necesarios para nuestro cuerpo, aunque curiosamente, se encuentra en una proporción pequeñísima en nuestro organismo.

El magnesio interviene en numerosas reacciones metabólicas, incluida la producción de energía, la relajación muscular, en la síntesis de proteínas o en la formación del hueso e interviene en los sistemas nervioso y endocrino además de protegernos de enfermedades cardiovasculares, cálculos renales, estrés o dolores premenstruales, etc. ¿quieres saber lo mucho que puede hacer el magnesio por tí?

El magnesio es el octavo elemento más abundante en la Tierra, el segundo en el mar y el quinto del organismo humano. Su presencia en nuestro cuerpo se cifra entre 21 y 28 gramos, de los que el 65% se localiza en el esqueleto, el 25% en los músculos y el resto en los tejidos blandos. Es tal su importancia que se le considera imprescindible para un correcto funcionamiento del organismo -corazón, arterias, aparato musculoesquelético y sistemas nervioso, endocrino y digestivo-.

Pero somos nosotras las más beneficiadas por este mineral. Y es que son numerosos los estudios que demuestran que es un aliado en situaciones tan dispares como el embarazo y la menopausia, sino que además previene y calma los molestos síntomas que acompañan al síndrome premenstrual. De hecho, está demostrado que disminuye los niveles de las sustancias involucradas en el dolor e inflamación menstrual y previene la migraña que a veces suele aparecer durante ese proceso natural así como la retención de líquidos en las extremidades, las molestias mamarias y la hinchazón abdominal.

En cuanto al embarazo, varios estudios sugieren que los suplementos de magnesio ayudan a prevenir los clásicos calambres musculares de las piernas. También se utiliza para disminuir la presión arterial y las convulsiones uterinas de embarazadas con preeclampsia -en este caso se usa concretamente el sulfato de magnesio-, condición que se caracteriza por retención de líquidos e hipertensión. Y se trata de un tema importante porque si estos problemas no se controlan de forma efectiva pueden agravarse y conducir a convulsiones (eclampsia), al parto prematuro o, en el peor de los casos, a la muerte fetal.

Para aportar a nuestro cuerpo este mineral, sólo debemos de tomar los numerosos alimentos que lo contienen. Los más ricos en él son el cacao, los cereales integrales -en el grano entero, no en el molido o refinado-, las semillas integrales, las hortalizas y verduras crudas de hoja verde, las legumbres, los frutos secos, el germen de trigo y la levadura de cerveza. Otros alimentos que también lo contienen aunque en menor medida son las carnes, los pescados, la leche y frutas como los plátanos, los aguacates, los limones, los pomelos, las manzanas, los higos y las ciruelas. El agua es otro alimento que puede contener hasta 120 miligramos por litro de magnesio.

Imagen | angelgrubio

En CentroMujer | Nuestras famosas se deciden a posar sin maquillaje, La vitamina C, una gran aliada para nuestra belleza

Ya hay 4 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • RURTH NOHEMY GOMEZ DURAN.Nombre
    28 jul 2012

    MUCHAS GRACIAS POR SU ATENCION, pues muy contenta on el magnesio, lo tomo en pastillas, una diaria, y estoy viendo mejoria en un dolor en la pierna derecha.quiero saber ma del producto.

  • Teresa Bustamante
    09 ago 2012

    BUENAS TARDES MUY INTERESANTE LO DEL MAGNESIO, CON QUE ESPECIALISTA ME DEBO VER PARA QUE ME EVALUE EL CALCIO, POTASIO ETC.

Dejar un Comentario