Revolución femenina

Revolución de la mujer 

Corren ríos de tinta sobre la nueva situación, la sociedad se ve participada activamente por la mujer; sociólogos, periodistas, analistas, etc. lanzan hipótesis sobre el significado del momento actual. 

La vida surge de la unión de los opuestos, un óvulo espera la llegada del afortunado espermatozoide y nace un nuevo ser. En las ciencias orientales se explica que las energías masculinas y femeninas en la naturaleza tienen distintas habilidades y por tanto realizan funciones diferentes.  La función masculina, en la economía energética, es la de proveer  y proteger, para cubrir  las necesidades de gasto y defender de los ataques exteriores; la función femenina se destaca por la capacidad de conservar, transformar y utilizar la energía, cubriendo todas las necesidades. 

En este momento histórico, “lo masculino” pierde la referencia;  hemos construido una sociedad que  nos defiende con varios cuerpos de seguridad y al mismo tiempo, no es suficiente para la economía doméstica, el sueldo del varón. Así que nos encontramos con que lo importante es una adecuada  administración, una organización y una distribución equilibrada y se tengan en cuenta todos los condicionantes. 

La naturaleza ha dotado al género femenino de mejor capacidad de gobierno. Islandia, en la ruina económica, ha comprendido esta razón y ha puesto a mujeres en los puestos de responsabilidad para arreglar los desaguisados que las cualidades masculinas han generado en su necesidad atávica de aventuras.   Así que propongo que lo público, lo gobiernen las mujeres y que los hombres vuelvan a sus torneos de lucha y caza. 

Es una broma que tiene mucho de serio, pero es evidente, la revolución de la mujer está en marcha.  Y ahora me pregunto ¿Qué es una revolución? Esta reflexión, la dejo para otro día.

Foto | U.S. Department of State

Ya hay 4 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

Dejar un Comentario